Gucci se sale del calendario y presenta Crucero 2021

Durante estas dos semanas de la moda digital se han visto presentaciones en diferentes formatos. Pocos han hecho un desfile tradicional, pero además de ver un cambio en los desfiles se ha visto que las prendas también forman parte de este cambio. Siluetas sencillas, cortes interesantes, materiales ligeros y cómodos, pensado para la nueva realidad. Incluso la selección de modelos incliuyó cuerpos más reales y una estética más sencilla.

Hace unas semanas Alessandro Michele director creativo de Gucci , decidió salir del calendario tradicional de la moda, diciendo que hará las colecciones a su ritmo. Esta ha sido la única firma que presentó la colección Crucero 2021. Alessandro no ha sido mucho de pasarelas. En 2015, su primer show de resort fue presentado en Nueva York, abierto al público, con modelos que cruzaban la calle de West Chelsea para dirigirse a una galería de arte.

En febrero de este año fueron las últimas presentaciones en vivo y para la colección otoño 2020 de ready-to-wear hizo un espectáculo en una ronda de manera íntima donde los visitantes podían ver el trabajo detrás de escena, exponiendo todo lo que sucede en backstage como los maquillistas, peinadores y los vestidores de modelos. Para esta entrega titulada “Epilogue” , Alessandro creó una experiencia digital con duración de 12 horas, en la que transmitió el proceso creativo detrás de cámaras.

Pudimos ver la preparación de cero, cómo maquillaban a los modelos, pruebas de luz y de ropa. También creó una playlist en Spotify para que el público entrara en ambiente. La transmisión fue por medio la página oficial Gucci.com “Jugué dando reversa a la perspectiva, moviendo a mis compañeros de viaje al escenario central: esa inteligencia colectiva, inspirada y sensible, que hace posible el encanto de la belleza”, comenta el diseñador en un comunicado.

La colección “Epilogue” se expresa como un acto final de un cuento de hadas dividido en tres partes, como un cierre final de una trilogía de amor. Los integrantes del equipo creativo de la casa fueron las caras de esta colección, vistiendo las prendas como parte del lookbook.

“ Fue una experimentación radical en la que me dejé llevar por la idea de que la belleza puede aparecer, impredecible y maravillosamente imperfecta, a través de la ausencia de control. Esa vez, decidí abdicar de mi papel de director obsesivo. Elegí dejar ir, renunciar a la construcción de la escena y la acción, y dejé que los modelos construyeran sus propias imágenes. Actuar como fotógrafos y narradores, productores y escenógrafos”. La estética de Gucci ha sido una mezcla de lo vintage , los años 70 y la actualidad.

Los cortes y siluetas setenteras se ven reflejadas en los sacos con solapas anchas, pantalones con largo campana, camisas con cuellos largos, mocasines con un poco de tacón, corbatas anchas, estampados florales, lentes grandes y cuadrados. Los bolsos vintage, es decir, los clásicos de Gucci, toman fuerza en cuero liso y con el motivo GG.

El styling combina uñas pintadas, lipstick en los hombres, shorts pequeños, tenis deportivos, bolsos de mano y en colores pasteles, añadiendo un poco de diversión en los accesorios y joyería con personajes animados como el Pato Donald. La gama de color va de tonos neutros, azul marino, café, gris a tonos pasteles como rosa, lila y vibrantes como el rojo, verde y azul. A Michele le ha gustado romper con los estereotipos de belleza y masculinidad, reforzando la nueva belleza, como una nueva realidad, se puede ver en sus modelos combinado con las prendas donde no hay reglas de estilo ni estereotipos.

“Mi cuento de hadas en tres partes quiere generar un cuestionamiento sobre las reglas, los roles y las funciones que mantienen el mundo de la moda en marcha’, cuenta Alessandro sobre su nueva reflexión hacía la moda. ‘En este sentido, el epílogo que hoy les entrego se siente como una obertura.

Una cuenca que se cierra y se abre al mismo tiempo, un umbral de un nuevo comienzo, del que tratamos de imaginar nuestro mañana’ . Los participantes de esta producción fueron: Director Creativo: Alessandro Michele Director de Arte: Christopher Simmonds Fotógrafo: Mark Peckmezian Estilista: Paul Hanlon Make Up: Thomas De Kluyver